lunes

todas las noches cuando apoyo la cabeza sobre la almohada me pongo a repasar cada momento humillante de mi vida, son un montón y no me dejan dormir.
creo que eso es lo único que más o menos me haría empezar terapia.

No hay comentarios.: