lunes

me acuesto en la cama y me crecen tentáculos invisibles que con la misma destreza que utilizan para impulsarse los calamardos estos tentáculos fantasmagóricos se mueven ignorando la materia el barro. la carne recuerda los movimientos pero nos los ejecuta, en ese momento se produce el fenómeno.
algunos dicen que es el axé que se grabó en el cuerpo. se te impregna durante un tiempo y como el aroma de una flor cualquiera se gasta con el aire o el órgano sensorial del necio.
mis camaradas me enseñaron que en uno hay cuatro y que en el medio puedo hacer lo que quiera una voltereta dos golpes de lanza una patada voladora o como un pájaro cantar

veranito, veranito de san juan
soy cangrejo de río
no soy cangrejo de mar
veranito, veranito de san juan
no preciso abrigo
porque voy a jogar











------------------------
los cuadriceps chochos.

No hay comentarios.: