viernes

Y de repente me acordé de Malver, de tu cara, de esos dos minutos en los que nos miramos y me acordé de ese día hace tres años y no olvidé tres años de recuerdos. ¿Quién sos? ¿Quién eras?. Sé tu nombre, nada más que eso. No es curiosidad, no es obsesión, es un llamado que nunca hicimos pero que vos y yo seguimos esperando.

Updeteando: Hoy lo vi, yo caminaba por las vías con Román y las perras y él se metía por una calle de Villa España, esta vez no me señaló, ni sonrió al verme. No me vió, ya me olvidó. Nunca me recordó.

No hay comentarios.: