viernes

Por suerte en la oscuridad del teatro nadie me vió llorar.

No hay comentarios.: