domingo

Lo más lindo de llegar a casa después de un recital es desnudarse frente al espejo en busca de moretones en lugares insólitos.

No hay comentarios.: