miércoles

Hace tres años que me viene pasando esto. Es hora de asumirlo, no tiene nada de malo... aunque muchos digan que es locura yo sé que me atrae, es más fuerte que yo, como un instinto. Crece dentro de mí y no puedo pararlo, debo hacerlo público.
Me planté frente al espejo, practiqué las palabras y evalúe que clase de reacción podrían tener mis viejos. Ellos estaban en la cocina, me acerqué:
¿Y si me rechazan? No, es una mala idea, ellos no entienden. Si que entienden, papá labura de eso, es normal. Bueno, se los digo:
- Mamá, Papá: quiero ser docente.

Pe pe pe pero, ¿cinco años de universidad? ¿Terminar enseñando en un secundario? IOMA no te conviene, además estás loca, pensá en tu futuro, los patacones, no sabés que querés estudiar pero si de que querés trabajar, acor...

Yo miraba a mi viejo, él me sonrió con complicidad, sabe de que hablo.

No hay comentarios.: