viernes

Esta semana fue mala. Rendí muchas materias, entregué TPs, una monografía, láminas, un capricho de la profesora que creyó conveniente para nuestro futuro mandarnos a hacer un parcial domiciliario (Sarlo: ¿por qué naciste?). En definitiva, llegó el jueves/viernes (el viernes no tengo clases) y me encontré totalmente perdida: ¿cómo? ¿hoy no tengo que estudiar? ¿nada para hacer a la tarde? ¿la siesta es un sueño realizable?. Me mareó tanta paz, así de repente. Ultimamente llegué a soñar con el crack del ´29, la oligarquía agroexportadora y, el mejor de todos, con las conductas sexuales en la sociedad occidental. Pero se acabó, este fin de semana largo me voy a dedicar a cortarme las uñas, ni más ni menos.
No sé si voy a poder dormir: ¿qué conviene más, el alicate o la tijerita?

No hay comentarios.: