martes

No duermo si las puertas de mi placard están mal cerradas.
No como en otro plato que no sea bordó o azul.
No como sin MI tenedor.
No como sin MI cuchillo mango azul y punta partida.
No revuelvo el café sin MI cuchara.
Todo lo que toca una mano lo tiene que tocar la otra. (Chistes aparte)
Tengo que dejar de leer un libro en el primer punto aparte de una página par y el señalador debe apuntar a esa misma página.
Me lavo las manos antes y después de ir al baño.
Siempre me calzo el pie izquierdo primero.
En mi mundo no puedo sentarme a comer sin antes tener el vaso lleno de algo.
Para estar tranquila por lo menos una cortina tiene que estar cerrada.
Tengo que entender todo lo que me dicen. (No vale el "no, dejá" o que no me contesten al "¿Qué dijiste?")
No duermo sin un almohadón abajo de mi almohada.
Todo lo que pisa un pie lo tiene que pisar el otro. (La mierda y otras cosas son tema aparte, básicamente el problema aparece cuando lo que piso se siente en la planta del pie)
Hoy estuve histérica hasta que Julio me dejó ponerle el acento a su "multiple". Múltiple, múltiple, múltiple.

¿Qué tan grave es lo mío dotor?

No hay comentarios.: