miércoles

León Gieco abrigadísimo, Abel Pintos más lindo que nunca (en serio ¿cómo hace para ser tan hermoso?), Gurevich siempre sonriente y Dragón con gorrito y arremangado: otra lindura arriba del escenario. Toda esa gente cagandose de frio, la bandera del Che, los humitos que subían, aquel pibe arriba del semáforo, todos cantando "Todos los días un poco" y la pelotuda de Marina que lo miraba por TV.

No hay comentarios.: