miércoles

Razón de mi felicidad: una tostadora eléctrica que trajo Javier de Uruguay. Toda mi infancia desee tener una. Yo pregunto: ¿cuál es el límite de tostadas que puede ingerir un ser humano?

No hay comentarios.: