jueves

Soñé que era mi cumplesaños y que la fiesta era un fiasco. A nadie le importaba nada y Mayra me dejaba pagando. Entonces me iba llorando hasta la puerta de un boliche under... la entrada era una escalera para abajo (¿entienden la relación?) y lloraba y lloraba sentada en la escalera. Hasta que del boliche sale una especie de Che Guevara que me pregunta que me pasa y me escucha. Seis horas después yo terminaba de desahogarme y él me cocinaba algo con salsa de quesos.

No hay comentarios.: